El Diputado Provincial Pablo Garate presentó un proyecto ante la Honorable Cámara de Diputados bonaerense, manifestando su preocupación por el desfinanciamiento que atraviesa cada uno de los eslabones que componen el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios.

               El mismo se viene produciendo desde hace dos años y en los últimos meses se profundizó debido el no cobro del subsidio 2018, por lo que se han declarado en estado de alerta por la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad su servicio.

               Ante esta situación, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y todas las Federaciones Provinciales que lo integran solicitaron el acompañamiento en su lucha, advirtiendo las consecuencias de que se les quiten sus fondos, algo que financia equipamientos y herramientas para proteger sus vidas.

               “El Estado tiene que garantizar el financiamiento a los Bomberos, porque no solo están en juego los más de mil cuarteles de todo el país, sino también la seguridad de millones de vecinos”, señaló el legislador Garate.

               En este sentido, cada aclarar que por Ley Nacional 25.054, el financiamiento del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios proviene de una cuenta de recaudación donde todas las Compañías Aseguradoras del país hacen su aporte obligatorio del 5 por mil a la Superintendencia de Seguros de la Nación.

               “Estamos muy preocupados, porque vemos al Sistema de Bomberos en estado de alerta por la desidia del Gobierno, que no solo no está cumpliendo con la Ley, sino que está achicando cada vez más el presupuesto destinado a este servicio. Hay que tener en claro que los bomberos no son un gasto, son una inversión. Si el Gobierno insiste en seguir ajustando con ellos, pone en riesgo su vida y la de todos los argentinos”, enfatizó el diputado tresarroyense Garate.